Una historia real, que ojalá no te pase a ti

Cuando Flavio supo que su esposa iba a morir, comprendió la importancia de las pequeñas cosas que ella solía reclamarle: un simple ramo de flores, almorzar los domingos juntos, pasear por la rambla, colgar la ropa.

Marta Martínez es de Uruguay. Posee una licenciatura en Psicología, y un posgrado en Logoterapia. Ama todo lo que hace y adora servir. Es especialista en atención psicológica domiciliaria.