Se sometieron a un tratamiento de fertilidad, pero no imaginaban la sorpresa que los esperaría

Diría una canción “Sorpresas, sorpresas te da la vida”, tal y como si fuera la trama de una película romántica hollywoodense, la vida de Miranda y Josh cambió de forma radical de un día para otro.